Testimonio de trabajador cristiano: Cesar López

Uno de mis trabajos es ser profesor asociado en la Facultad de Educación y mi plan de acción se desarrolla ahí, participando activamente en la Plataforma de Profesores Asociados. No sé si en todas las universidades es igual, en Zaragoza los profesores asociados se supone que somos profesores que tenemos otra actividad profesional relacionada con la asignatura que impartimos y el objetivo sobre el papel es que transmitamos los conocimientos de forma más práctica. Las condiciones que tenemos esta categoría de profesores universitarios son muy precarias, cobramos muy poquito (entre 300 y 800 euros dependiendo de las horas de su contrato), la mayoría tenemos que presentar toda la documentación año a año para “revalidar” la plaza porque puedes ganarla tú u otro suponiendo que todo el tiempo invertido en preparar las clases no siempre puede aprovecharse porque es posible que al año siguiente no estés ahí. Además, tienes que tener un contrato de mínimo 20h en otro sitio para poder acceder a la plaza, eso lleva a una doble precarización porque muchos nos tenemos que hacer autónomos durante un tiempo y además dentro de la comunidad docente universitaria no estamos muy valorados. En fin, esto entre muchas otras cosas, la plataforma en la que participo trata de luchar por consolidar derechos y mejorar las condiciones del profesorado.

“El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande,
a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló”
Mateo 4, 12-17  23-25.

Padre y Madre, a mí también me ha brillado una luz, y también a muchos otros, la luz de la esperanza, la esperanza de poder cambiar las cosas, de mejorar mi entorno, de hacer justicia, de luchar por y para las personas, haciendo presente tu Reino, el Reino de Dios. Y todo eso, Padre, está pasando en la Universidad, en mi trabajo. Me siento implicado y con ganas de seguir llevando adelante esta acción a través de la plataforma de asociados. Lo que comenzó el año pasado con la asistencia a alguna reunión y el tanteo del terreno, ahora me está abriendo la posibilidad y el camino de ser una pieza fundamental en este proyecto común. Te veo, Padre, en este equipo de acción que se está consolidando; en Paco, Chema, Gabriela y Ana Cris que están poniendo día a día todo lo que está en su mano para levantar la plataforma y mover así muchos hilos, conocer, reunirse o investigar. Siento que esta acción solo saldrá adelante si caminamos juntos ya que por separado la fuerza se divide y se disuelve. La unidad y la perseverancia están siendo dos aspectos esenciales ya que si no, esto no saldrá adelante.

Quiero darte las gracias Padre por hacerme esta llamada hace un año a través de Ana Cris, nada más entrar a dar clases en la Universidad, también a través del equipo de vida que me animó a empezar con esta acción, y también a los compañeros y compañeras del equipo de acción que me están animando a que esta lucha por tener unas mejores condiciones laborales y dignas se haga realidad.

“Preocupémonos los unos por los otros,
a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras.
No dejemos de congregarnos,
como acostumbran a hacerlo algunos,
sino animémonos unos a otros,
y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca”
Hebreos 10, 24-25.

Y es verdad, Padre, gracias por recordármelo, porque esta acción por dignificar la figura de profesorado asociado no estaría siendo posible si entre todos no nos estuviésemos apoyando y enriqueciendo, unos con otros, y sobre todo sin la implicación desinteresada de las personas. Gracias, de nuevo, Padre-Madre, por animarme a decir “Sí”. Sí a la acción, a la construcción de tu Reino en la tierra y sí a tu Palabra y tu mensaje.

César López
Militante de la JOC de Aragón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies