Experiencia y testimonio de Iglesia por el Trabajo Decente en #PueblodeDiosEnSalida

El Congreso de Laicos que se celebra del 14 al 16 de febrero, en Madrid, ha servido para presentar el recorrido de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente y, por otro lado, en la mismo grupo de trabajo ha intervenido trabajadores cristianos que acompañan y lucha contra los accidentes laborales.

Ambas experiencia y testimonios se han compartido dentro del itinerario 4, “Presencia en la vida pública”, como ejemplos del “compromiso en el mundo del trabajo y en los sindicatos”, que es la línea de acción 2.

Iglesia por el Trabajo Decente

Tamar Arranz, de la Mesa general de ITD, y José Luis Palacios de ITD Madrid, han sido los encargados de exponer su experiencia y testimonio, respectivamente, dentro de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, que tras cinco años de historia, está presente en 50 diócesis e impulsa cada año más de 100 actos públicos.

Arranz ha expuesto cómo la iniciativa está consiguiendo presentar una voz eclesial unida, que muestra la preocupación de la comunidad cristiana sobre la situación de las persona y familias afectadas por el paro y la precariedad, además de aportar la visión específica del magisterio social cristiano al debate público sobre las relaciones laborales y económicas.

En este sentido, ha explicado que la iniciativa nació “para situar en la primera línea de nuestras agendas la necesidad de un trabajo decente”, pero también para “informar, sensibilizar y hacer llegar el reclamo de este derecho”, aunque configurándose como “una apuesta celebrativa, política y formativa para seguir caminando”. 

Por su parte, José Luis Palacios, ha compartido su testimonio sobre cómo esta idea promovida por el Vaticano y organizaciones internacionales de inspiración católica se ha concretado en la diócesis de Madrid.

“ITD Madrid supone un espacio de comunión y un estímulo para hacer oír la voz de los cristianos sobre asuntos como el trabajo y la economía, que no es lo que se suele esperar de la comunidad creyente”, ha afirmado Palacios, quien entiende la iniciativa como “un ejercicio de necesaria denuncia, urgente anuncio y tímida presencia que nos hace pisar la tierra, nos coloca en un punto de  la plaza pública, donde dialogar, encontrarnos y soñar con los demás”.

Respeto a la vida en el trabajo

Dentro del mismo apartado del congreso (Itinerario 4, línea 2), se ha compartido  la experiencia de la lucha contra los accidentes laborales y en defensa de la vida en el trabajo, desarrollado por la HOAC en la diócesis de Córdoba.

Miguel Cruz, miembro de ese movimiento de Acción Católica especializado, ha detallado el nacimiento y función de la Asociación de Víctimas de Accidentes y Enfermedades Laborales (AVAELA). “ AVELA nace del encuentro entre el dolor de las víctimas y el deseo de encarnarse en la debilidad del mundo obrero de gentes de la HOAC”, pero, ha insistido “siempre hemos querido respetar escrupulosamente la vida autónoma de la asociación”. 

Posteriormente, han intervenido dos familiares de víctimas de accidentes laborales, que han recordado que en España mueren cada día 14 personas en accidente laboral. De ahí que hayan explicado que la siniestralidad laboral “no es un problema privado, individual, de la personas que enferma o se accidenta”. “Cuando ocurre un accidente, se necesita asesoramiento jurídico de confianza y calidad y también soporte psicológico, pero no hay ninguna estructura pública que lo esté facilitando”, han lamentado para explicar que precisamente eso es lo que AVAELA quiere ofrecer.

Estas experiencias y testimonios que se presentan en el congreso, se realizan en dos momentos diferentes, por la mañana y por la tarde, ante 25 personas, cada vez.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies